Carrer d'en Blanco, 42. Local 2º,08028, Barcelona
comercial@bitxus.net
info@bitxus.net

Desinsectaciones


Prevención y control de plagas 

Los tratamientos de Desinsectación se realizan para prevenir y controlar la presencia de ciertas especies de artrópodos nocivos que se encuentran en un determinado hábitat.

La tendencia actual en los tratamientos de Desinsectación es reemplazar gradualmente los plaguicidas químicos, o biocidas, por sistemas basados en el Control Integral de Plagas.

Existen diversas técnicas para los tratamientos de desinsectación:

Pulverización.

Es la técnica más utilizada. Los productos se presentan en forma de líquidos, líquidos emulsionables o polvos solubles.Esta aplicación se realiza mediante equipos de presión constante, ya sean manuales o automáticos.


Nebulización.

Técnica que permite conseguir unos tamaños de gota entre 50-100 micras, permitiendo con ello que el insecticida permanezca más tiempo flotando en el aire, cubriendo al depositarse una mayor superficie, lo que le permite aumentar su poder insecticida.

Termo-Nebulización.

El grosor de la gota, menor de 50M, siendo su característica fundamental. Se forma una densa niebla que se introduce por todos los rincones y orificios de las zonas tratadas. Muy útil para el tratamiento de plagas voladoras y/o rastreras.

Con pincel.

Permite tratar zonas muy localizadas por donde habitualmente pasan los insectos. Los productos son lacas insecticidas que se aplican con brochas en las superficies de tránsito o de refugio de los insectos.

Espolvoreo.

Ésta técnica se suele utilizar sobre todo en lugares en los que no se recomienda el uso de productos líquidos (salas de máquinas, zonas de de cableado eléctrico, etc.).

Trampas.

Suelen ser de cartón u otro material con una zona adhesiva. Los insectos son atraídos mediante un cebo, normalmente feromonas, hasta el interior y quedan pegados.

Cebos.

Permiten atraer y eliminar los insectos al impregnar alimentos, sólidos o líquidos, que son consumidos por las plagas.

Micro-encapsulados.

El insecticida adquiere una forma globular, recubierto por una micro-cápsula que al evaporarse libera lentamente la materia activa, manteniendo la acción residual del insecticida por más tiempo. Son muy persistentes. Su toxicidad es por contacto y por ingestión.

Formulario

Nombre (Obligatorio)

Email (Obligatorio)

Teléfono (Obligatorio)

Mensaje



Alarmas y SeguridadControl de plagasDesinfeccionesOtros Servicios

Abrir chat